Lo Mejor de Valencia

Centro histórico

Palacio Marqués de Dos Aguas

El edificio actual del palacio se construyó en 1740, de estilo rococó sobre lo que anteriormente fue una casa solariega. Con planta rectangular y con torreones en las 4 esquinas, el edificio sin duda impacta por sus actuales pinturas en la fachada que imitan al mármol antiguo y por la recargada portada principal realizada en alabastro y presidida por la Virgen del Rosario.

Estos atractivos convierten el edificio ya de por sí en una visita imprescindible en Valencia.

Pero además El Palacio del Marqués de Dos Aguas desde 1954 se ha convertido en la es la sede del Museo de Cerámica en donde se muestra, entre otros, la colección de cerámica donada por Manuel González Martí.

Además en su interior se pueden visitar las salas palaciegas con su decoración original y carruajes del siglo XVIII.