Lo Mejor de Valencia

Centro histórico

Plaza Redonda

Lo que fuera un mercado de pescado hace años, se ha convertido en una plaza singular, un lugar ideal para dar un paseo y hacer algunas compras de artesanías.

Su peculiaridad arquitectónica atrae las miradas de los curiosos, ya que como su nombre indica se trata de una plaza interior con forma redondeada con casas de tres alturas y con una fascinante forma redondeada, que mira a unos puestos de un mercado de ropa, souvenirs y productos artesanales.

Se encuentra junto a la Torre de Santa Catalina en uno de los extremos de la Plaza de la Reina, en las inmediaciones del Mercado Central, La Lonja o la Catedral. Se accede a ella por varios pasadizos como el de la Plaza Lope de Vega junto a Santa Catalina.

Algunas mañanas podrás encontrarte grupos de mujeres que se reúnen en la plaza para hacer manualidades y aprender a hacer punto.

La plaza fue construida en 1840 aunque recientemente ha sido restaurada, creando un espacio moderno semicubierto especial para los visitante, que pueden disfrutar de una sombra mientras pasean y hacen compras en sus puestos o se tapea en uno de los bares con terraza. En cualquiera de los casos, bien merece la pena una vista.